Un año después…

Logo 1 año

Niños, niñas.

Hace un año desde que empezara a restregarle mi opinión a la gente desde este blog. Desde aquella primera y cutre entrada, me he mantenido fiel a mis raíces. Mis entradas siguen siendo igual de cutres, mi opinión sigue siendo igual de obviable, y sigo restregando cosas contra la cara de la gente. Y con más alborozo, si cabe.

Sigue leyendo