Dossier | Jim Jarmusch | Sólo los amantes sobreviven

 photo 1_zpsxlgmdlkm.png

Hace unos meses empecé a trabajar como becario en la biblioteca de mi universidad. Ahora tengo unas jornadas cuatro horas más largas, pero el trabajo es bastante ameno y además incluye tareas que me gustan especialmente. Una de estas tareas es la elaboración de los dossiers del Club de Cine Internacional, agrupación de alumnos, profesores y administrativos que se reúne cada pocas semanas para debatir sobre una serie de películas articuladas en torno a un tema común. El tema de este año es la ciudad.

Quiero compartir con vosotros el PRIMER DOSSIER del club.


Si consultáis el enlace que os he dejado en el párrafo anterior veréis que esta no es la primera película de esta edición del Club. En cualquier caso, es el primer dossier elaborado desde la biblioteca. Así pues, lo voy a llamar PRIMER DOSSIER sin ningún tapujo. Mis disculpas a Bajarse al moro, a Vicente Rodríguez Ortega, a Antonio Banderas, a La Academia del Cine Español y a los moros bajitos.

La segunda sesión del Club de Cine Internacional estuvo dirigida por el profesor Farshad Zahedi y la película escogida fue Sólo los amantes sobreviven. En el dossier repasamos la biografía de Jim Jarmusch, echamos un ojo a su filmografía y hablamos de la película que estrenó en 2015 con Tilda Swinton, Tom Hiddleston y Mia Wasikowska (sí, la de Stoker).

Os dejo con ello.

 photo solo-los-amantes-sobreviven-2_zpsiaqu5csd.jpg

Siguiente dossier: La gran belleza


Biografía

Jim Jarmusch nació en 1953, en un pueblo de Ohio llamado Chuyahoga Falls. Hijo de un pequeño empresario y la crítica de cine del periódico local, su infancia transcurrió entre fábricas de caucho para neumáticos y largos periodos de vacío. En la región de Akron nunca pasaba nada y el hijo de los Jarmusch se convirtió pronto en un ávido consumidor de literatura, música, cómics, poesía, fotografía, pintura y cine.

Una de las mayores influencias intelectuales que encuentra durante su adolescencia son los escritos de la generación beat. El joven Jim lee a Kerouac con 15 años… y no lo entiende. Aunque tardó unos años en comprender totalmente el estilo de estos escritores, sus libros le enseñaron que la cultura es más emocional que intelectual. Nunca fue a misa.

Crecí rodeado de figuras que encarnaban algún tipo de autoridad, como mi padre, mis profesores o la policía. Ellos me decían “tú no entiendes cómo es el mundo”. Pero yo creo que mi imaginación es tan válida como la suya.
– Jim Jarmusch.

Para un adolescente obsesionado con la poesía, el cine es algo secundario. Su madre escribía crítica de cine, las películas estaban ahí, pero durante los años que pasó en Chuyahoga no había mucho gran cine que ver. Sus experiencias ante la pantalla estaban constituidas en su mayoría por películas de serie B, cintas que contribuyeron positivamente a que Jarmusch equiparara alta y baja cultura, pero que también le alejaron del mundo del celuloide. Las películas le sorprendían, pero no le cautivaban. En Akron no conoció la obra de ningún gran cineasta, ni siquiera americano.

Jarmusch entró en la mayoría de edad siendo un joven curioso y rebelde pero, como sus personajes, ni demasiado sobresaliente ni demasiado contestatario. La tónica dominante hasta el final de su adolescencia fue la rutina y la voracidad cultural, habiendo demasiado de la primera y poco con lo que alimentar la segunda. Unos meses de más o de menos podían significar la condena a una monotonía soportable pero asfixiante. Vivir en Ohio suponía “planear cómo salir de allí”. Se matricula en la Universidad de Columbia, donde estudiará Literatura Americana e Inglesa.

No sería correcto decir que los años en Ohio fueron años a olvidar, o que no dejaron ninguna impronta en el director. El inmovilismo de sus películas, su forma de representar la repetición y las actitudes de muchos de sus personajes están más imbricadas con su vida en Akron que con los años que pasó en las grandes ciudades. Jarmusch consiguió salir de su pueblo, pero nunca consiguió sacar su pueblo de él.

 photo maxresdefault_zpswf5pv24e.jpg

Chuyahoga Falls, Gravity Falls… Con tal de poner una foto para que no sea todo texto, me vale lo que sea.

La vida en Nueva York fue culturalmente más nutritiva. Estableció lazos con la Escuela de Nueva York y se introdujo en el cine experimental, lo que amplió sus horizontes y dinamitó su concepción de las películas no solo como experiencia narrativa, sino como suceso físico. Sin embargo, si buscamos las influencias de Jarmusch, aún queda un elemento al que hay que prestar atención. En 1975 realiza un viaje a París en el que entra en el ambiente de la Cinémathèque. Allí, aunque disfruta con el cine de Godard y Rivette, aprende a relativizar la importancia de la Nouvelle Vague. Desde su perspectiva, los cahiers sólo han cambiado a sus patrones tradicionales por otros nuevos y americanos.

Los cineastas franceses que más marcaron a Jarmusch son Eustache, Pialat y Garrel, autores menos formalistas de los que aprendió lo que luego le permitiría apreciar la agresiva sinceridad de las películas de Samuel Fuller y Nicholas Ray, así como a ver la crisis de las ideas y la reformulación de géneros en Polanski, Tarkovski o Peckinpah. Lo que iba a ser una estancia de un par de semanas se alarga más de un año.

En 1976, de vuelta a Nueva York, Jarmusch emprende los estudios de cine en la Tisch School of the Arts dirigida por Lázsló Benedek. Dos años después, ante la tentativa de Jim de marcharse sin terminar los estudios, Benedek, que busca que Jarmusch se quede y aproveche la beca que le habían concedido, le convierte en alumno y ayudante de Nicholas Ray. La jugada de Benedek sale algo extraña, pues una de las primeras cosas que Ray aconseja a su joven pupilo es que abandone la carrera y gaste el dinero de la beca en hacer una película.

Durante aproximadamente un año Jim Jarmusch acude casi a diario al piso de un Nicholas Ray enfermo de cáncer para que este le instruyera en las labores de dirección y le ayudase con la preproducción de su primera película. Este es el mismo año en el que Wim Wenders y Ray realizaron su cuestionable documental Relámpago sobre agua, del que Jarmusch fue ayudante de dirección. En 1980, un año después de la muerte de Nicholas Ray, se estrenaron el documental y la primera película de Jarmusch: Permanent vacation.

Cineastas como John Cassavetes siempre me han motivado bastante porque en ningún caso intentaron hacerse un hueco en el mercado, hacían cine porque necesitaban expresarse.
– Jim Jarmusch.

Se inicia así la carrera de un director que alcanzó el estatus de culto a principios de los noventa, que ha pasado varios años alimentando a un pequeño nicho de público y que nunca ha perdido su independencia.

 photo foto-john-hurt-en-solo-los-amantes-sobreviven-371_zpsi4wsouiw.jpg


Estilo

El cine de Jarmusch ha sido llamado minimalista. Para Hilario Rodríguez y Carlos Tejada, las películas de este director no son minimalistas, sino inmovilistas. En ellas existe cierta renuncia a la continuidad en favor de recursos reiterativos o de perspectiva. No se trata tanto de la fluidez narrativa de los planos como de su equilibrio. La primera secuencia de Sólo los amantes sobreviven o la estructura de Paterson son una muestra de cómo Jarmusch trabaja sobre la repetición.

Los guiones de sus películas, elaborados por él mismo, prestan más atención al trayecto que al destino. No se trata de que Jarmusch elabore un discurso acerca del viaje, sino que elige quedarse con los interludios. Sus historias son trayectos a ninguna parte, terminando los personajes igual que al principio o quedando sus tramas sin cerrar. De esa forma se despoja la historia de lo relevante e incluso de lo esencial. Permanece sólo lo insignificante.

En Mistery Train hay un diálogo entre los protagonistas que resume esta forma de proceder. Uno de ellos pregunta por qué el otro sólo toma fotos de las habitaciones de los hoteles en los que se hospedan, en lugar de tomarlas las cosas notables que encuentran durante el viaje. Su compañero contesta: “eso lo tengo en la memoria. Las habitaciones de hotel y los aeropuertos los olvidaré”.

Jarmusch construye sus películas en espacios de espera. La visión que da de las ciudades huye de la grandilocuencia. Le interesa el suburbio, la ciudad dormitorio, el extrarradio. Con esto no busca retratar los bajos fondos ni llevar a cabo algún tipo de denuncia social. Simplemente busca la cotidianeidad en sitios en los que otras películas, más preocupadas por el conflicto, buscan la anomalía; busca poner en contraste sitios tan distintos como Memphis, Yokohama, Nueva York, Madrid o Tánger.

 photo Rockeros-y-vampiros-a-ritmo-de-Jarmusch_landscape_zpstoepzwka.jpg


Temas

Uno de los temas principales de las películas de Jarmusch es la búsqueda de verdad y sentido en lo cotidiano. En palabras del propio director, si en una película un chico responde a la llamada de su novia, lo interesante no es qué ocurre cuando el chico llega a la casa, sino qué ve cuando mira por la ventana del tren. Qué come. El conflicto es que no hay conflicto.

Los objetos de este no-conflicto son los outsiders, los intrusos y los derrotados. En las películas del director de Ohio abundan personajes que, a la manera de turistas, recorren la historia más observando que siendo parte activa de lo que ocurre –si es que ocurre algo–. Se trata de rebeldes moderados que cuestionan las certezas que les rodean y tienen la perspectiva oportuna para entender qué pasa cuando no pasa nada. Para Jarmusch es necesario dejar de ser normal para cuestionarse la normalidad. Esa sensación de sentirse extraños lleva a sus personajes a un vagabundeo en el que consiguen cierto autodescubrimiento, pero siempre más debido a la consecución de experiencias que a la transformación, y desde luego no dentro de una narración resolutiva.

Lo que se ve desde los ojos de los personajes de Jarmusch –y esto es especialmente notable en Sólo los amantes sobreviven– es la totalidad de la Historia. Eso es porque otro de los temas que encontramos en la obra de este director es el replanteamiento de la identidad. Una identidad que, siendo Jarmusch un director estadounidense, es muchas veces la identidad de su país, como ocurre en Mistery Train y Dead Man. En la película que nos ocupa existe una visión contemplativa de la Historia, como si esta hubiese llegado a un punto muerto decisivo y todo lo guiase la inercia

Los vampiros son una metáfora de los humanos […] Tienen una visión de conjunto de la historia, ven a los humanos volverse cada vez más frágiles…
– Jim Jarmusch.

El último elemento temático del cine de Jarmusch es la mezcla cultural. Las ciudades que muestra son lugares construidos por las épocas por las que estos espacios han pasado y los cambios que han sufrido. Sin embargo, a través de su observación puede llegarse a un punto cero, a relativizar su existencia y ser conscientes de qué hay bajo un lugar construido en base a rutinas multitudinarias.

 photo 168792_zps94nfvzqm.jpg


Sólo los amantes sobreviven (2013)

Los protagonistas de la película de esta semana son la rutina llevada al extremo. Se trata de una pareja de vampiros que han vivido tanto tiempo –en la película se nos insta a pensar que, literalmente, ha sido una eternidad– que todo cuanto puedan hacer caerá dentro de lo cotidiano.

Adam y Eve son dos outsiders que, a través de sus estancias en Detroit y Tánger, nos dan una muestra de cómo su existencia, más que tener lugar en el mundo real, ocurre en un plano intelectual. Habitan lugares vacíos, hablan de gente con la que no se relacionan y pasan su tiempo explorando la cultura que tienen a su alcance. Alrededor de estos personajes se construyen las ciudades en las que se desarrolla la película, siendo estas más un espacio imaginario que real.

Detroit aparece como un reflejo de la América posindustrial, como un rastro decadente de una cultura que ha abandonado ese lugar, dejando allí a hípsters y músicos bohemios como Adam. Jarmusch destaca el vacío en la ciudad, la somete a los ojos del vampiro protagonista y así la despoja de aquellos elementos que no le resultan románticos. Tánger aparece como lugar de fusión cultural, idealizada como el lugar de huida de los escritores anglosajones expatriados. En la película ambas ciudades son lugares que, como los protagonistas, están ancladas en el tiempo.

El único modo de sobrevivir a la inmortalidad sería tener capacidad de asombro e interés por las cosas.
– Jim Jarmusch.

Descrita por Carlos Losilla como una síntesis entre el primer y el segundo cine de Jarmusch, la película combina una insustancialidad de contenido implícito con la ausencia de una trama como tal que el director lleva practicando desde 1995. Para este crítico, Sólo los amantes sobreviven es la historia de dos personajes enfrentados a un fin de ciclo en el que deben extinguirse o reconvertirse.

Es absurdo decir que algo existe sin inspiración o influencia de sus predecesores. ¡Qué ridículo! En realidad yo amo este continuo flujo de ideas y de expresión, de personas que toman algo de esa gente que los inspira. Sin eso, ¡guau!, no hay Bob Dylan, lo siento, no hay Jean-Luc Godard.
– Jim Jarmusch.


Bibliografía

Losilla, Carlos (2014): “Del viaje y sus azares”, Caimán CDC, nº 33 (84), p. 75.

Pena, Jaime (2014): “Vampirocracia”, Caimán CDC, nº 28 (79), pp. 12 – 14.

Pinkerton, Nick (2014): “Jim Jarmusch”, Caimán CDC, nº 28 (79), pp. 16 – 28.

Entrevista publicada por primera vez en Sight & Sound, vol. 24, nº 3, marzo de 2014; traducción por Juanma Ruiz.

Klinger, Gabe (2016): “La sofisticada simplicidad del diletante”, Caimán CDC, nº 55 (106), pp. 6 – 12. Declaraciones recogidas en Estoril (Portugal), el 11 de noviembre de 2016; traducción por Juanma Ruiz.

Iglesias, Eulàlia (2016): “El universo Jarmusch”, Caimán CDC, nº 55 (106), pp. 22 – 23.
Rodríguez, Hilario J.; Tejada, Carlos: Jim Jarmusch. Madrid, Cátedra.

Anuncios

3 comentarios en “Dossier | Jim Jarmusch | Sólo los amantes sobreviven

  1. Pingback: Dossier | Michael Haneke | Código Desconocido | El sitio ese de las pelis

  2. Pingback: Dossier | Paolo Sorrentino | La Gran Belleza | El sitio ese de las pelis

  3. Pingback: La cumbre escarlata | El sitio ese de las pelis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s