Un año después…

Niños, niñas.

Hace un año desde que empezara a restregarle mi opinión a la gente desde este blog. Desde aquella primera y cutre entrada, me he mantenido fiel a mis raíces. Mis entradas siguen siendo igual de cutres, mi opinión sigue siendo igual de obviable, y sigo restregando cosas contra la cara de la gente. Y con más alborozo, si cabe.


Quiero agradecer a todos los buscadores que no indexan el blog, porque si no fuera por ellos, probablemente calificarían este contenido como inapropiado y tendría que salir de mi cómoda ignominia para adentrarme en los yermos campos de la deep web.

El caso es que aquí estamos, hablándole a nadie y felices por ello. Pues hurra.

Qué jolgorio y zapateta.

– Que el cateto este cumple un año. – No jodas… – Como lo oyes. – ¿Y crees que se acordará de nosotros? – Este no se acuerda ni de su nombre. – Jajajajaja. – Jajajajaja. – Mantengamos relaciones sexuales. – Jajajajaja. No.

A ver, al listo de biblioteconomía que está por ahí detrás diciendo que no puedo estar fuera de la deep web si los buscadores no me indexan porque precisamente el contenido de la deep web no está indexado. Sí, a ti: no le des más vueltas, es un chiste malo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s