Whiplash

Charlie Parker nació en Kansas, dejó la escuela en Kansas y empezó a tocar en Kansas. A los 19 años, estaba fregando platos en Nueva York. Después Nueva York conoció a Bird, que parió el bebop y escribió su nombre en piedra. Hasta ahora no se han alineado los astros necesarios para que surja otro como él. El legado de Bird llega hasta nuestros días, pero lo cierto es que Parker, tras media vida metiéndose heroína, murió a los 34 años en Nueva York. Parker fue el último virtuoso, un tipo que llegó a vivir exclusivamente por y para la música; la verdad es que al final probablemente no le quedase nada más.

Hay otro detalle. En una ocasión, el baterista Jo Jones le tiró un platillo a Parker para echarle, entre abucheos, de un escenario. Parker era bueno, sólo la había cagado un poco tocando, pero ¿hubiera llegado a ser Bird si Jones no le hubiera tirado ese platillo? Terence Fletcher, el director de orquesta encarnado por J. K. Simmons lo tiene muy claro: no.

Y ahí empieza Whiplash.


“Si no tienes talento, te acabas dedicando al rock”.

Andrew Neiman (Miles Teller), es un baterista de 19 años que vive en Nueva York, pero que no friega platos. Andrew ha terminado con éxito el proceso de selección de un importante conservatorio, de los mejores del mundo, y sabe que si quiere conseguir sus sueños, va a tener que esforzarse. Por eso se pasa las horas practicando a la batería, y eso precisamente es lo que está haciendo la noche que conoce a Terence Fletcher.

Fletcher no tarda en incorporar a Andrew a su conjunto de jazz, pero la normalidad se desvanece cuando se revelan los métodos de enseñanza del director, que van desde el insulto directo a la agresión física, y cuya entrada en un aula recuerda más a la revista del sargento Hartman que a una clase de música.

Todo esto no es gratuito, tiene un motivo, y es que el director quiere encontrar a un nuevo genio. Y los genios, por supuesto, no se desalientan, no se rinden, y podrán con un tipo como él; pero sin él, sin ese platillo en la cabeza, el mundo podría perderse al próximo Charlie Parker. Lo que se metía Parker o qué tal tenía la cabeza Mozart lo dejamos para los historiadores, aquí somos buenos dictadores melómanos.

Sobre el papel, todo esto de un profesor y un alumno ya nos suena, pero Whiplash no es eso. Damien Chazelle ha sacado aquí una película dirigida y montada por tipos de los que quiero recibir clases. Es un relato construido plano a plano, segundo a segundo, escena a escena, sin perder de vista el reloj ni el metrónomo.

El guion, también de Chazelle, huye de los géneros hacia los que tiende la historia y, tras un planteamiento al uso, corta de cuajo las “tramas B” que hemos visto veinte veces para centrarse en lo que nos importa. ¿Y con qué llena todo el tiempo que le falta? Con música; con unas escenas que no se han rodado, se han tocado, al ritmo de Duke Ellington y su Caravan. Auténticos duelos en los que no se echa de menos la sangre, que tienen suficiente violencia como para considerarse bélicos. La historia no alecciona ni moraliza en ningún sentido, y eso le sienta muy bien, porque incomoda, pero incomoda cuando acaba, cuando reflexionamos sobre lo que hemos visto.

Quite my tempo.

En resumen: DEBES ver Whiplash por todas las veces que te has frustrado estudiando los reyes godos, la tabla periódica o los malditos tiempos verbales, DEBES ver Whiplash por los años de dolores articulares que te esperan tras repetir ese revés imposible hasta que la raqueta se movía por voluntad propia, y sobre todo, DEBES ver Whiplash por todas las veces que has hecho da capo en Caravan.

Qué grande, por Dios.

Anuncios

2 comentarios en “Whiplash

  1. Pingback: Del revés (Inside Out) | El sitio ese de las pelis

  2. Pingback: John Wick | El sitio ese de las pelis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s