Nightcrawler

Hola, niños.

Ya se ha estrenado en España Nighcrawler, la película oscura y moralmente incómoda que se ha hecho un huequito entre las nominaciones, pero no tanto como debería, según algunas opiniones. Después de verla, algo de lo que tenía bastantes ganas desde que le eché un ojo a su tráiler, he sacado mis conclusiones. Si me invitáis a una caña, os expongo la peli.

nightcrawlerposter.jpg

He puesto este poster porque el otro era clavado al de Drive.


Nightcrawler es una peli extraña. Una suerte de visión retorcida de lo que significa el esfuerzo, medrar en la vida y alcanzar nuestros objetivos. Pero no os confundáis, que esta no es Whiplash. En Nightcrawler no hay talento, no hay tutelaje ni hay presiones; por no haber, tampoco hay escrúpulos de ningún tipo, y es que lo que sobra en Nightcrawler es morbo.

La historia que tenemos entre manos es una fantasía sobre el éxito empresarial escrita por un sociópata lector del Emprendedores. En cierto modo, como bien contrapone la banda sonora en los momentos más anticlimáticos, la historia podría ser fácilmente una fábula más simple: un hombre tiene la ilusión de crear una empresa, así que analiza sus gustos, busca sus puntos fuertes, aprende a venderse a sí mismo y establece sus objetivos a corto y largo plazo. Entonces hace una pequeña inversión inicial, comienza a obtener beneficios, los reinvierte y con esfuerzo y tesón consigue superar todos los obstáculos que le ofrece la vida y crea un imperio empresarial que le trae la felicidad.

maxresdefault.jpg

Success, bitch!

Me doy asco a mí mismo por haber escrito el párrafo anterior, pero toda esa basura tiene un significado. Eso, ese párrafo, es lo que ve el protagonista. Sus objetivos son nobles, pero él y su actividad laboral son el problema. Él es un problema porque es un antisocial con mucha agresividad reprimida y una sonrisa aduladora muy bien ensayada, un tipo complaciente y remilgado hasta la náusea cuya cabeza parece estar llena a partes iguales de cursos online de contabilidad, libros de autoayuda y manuales de Empresa Activa. Su trabajo es un problema porque, de todos los empleos posibles, nuestro protagonista escoge el de reportero freelance especializado en captar noticias especialmente violentas, que después vende a las cadenas de televisión. Es el único puesto para el que le capacita su experiencia robando cobre.

Cuanta más sangre, mejor. Cuanto más cruento, más vende. “No es sangriento, es… gráfico”. Las noticias que filma no tardan en encontrar un nicho entre los abundantes programas amarillistas que copan la televisión de Los Ángeles. Y, claro está, el tipo tiene que hacerlo cada vez mejor, cada vez tiene que encontrar noticias más impactantes, grabar la cosa más bestia y sacar el mayor dinero posible, porque en eso consiste el éxito empresarial ¿no? No importan los principios, la intimidad o la posibilidad de que el telespectador medio deje el desayuno a medias. Importa vender miedo; la noticia es para las facultades de periodismo.

Night-crawler.jpg

Eso es, nena, saca tu lado sexy. Dámelo todo. Mira a la cámara; mirada de tigresa. Grrrr.

Y así empieza el largo camino al éxito y al botín que todo hombre exitoso debe tener: el traje, el trabajo, los contactos, la actitud, el coche y la chica. El protagonista se construye a sí mismo a la americana y al final obtiene un depredador social, un monstruo. Un rondador nocturno. Y el hijo de puta no deja de caer mal en toda la película. Si por conseguir hacer que un personaje sea absolutamente grotesco dan Oscars, que le den la candidatura a Gyllenhaal. Particularmente me repele la forma que tiene de venderse a sí mismo sin ser nada más que una cáscara vacía; es el alumno aventajado de la escuela de vendedores de humo. El protagonista de Nightcrawler es un tío tan arrastrado que no querría tenerlo ni como felpudo. Antes tenía un mal recuerdo de Gyllenhaal en esa basura que es Enemy; ahora lo tengo de esta película.

Tonto.jpg

¿No os entran muchas ganas de darle una hostia con la mano abierta?

He visto a gente comparando Nightcrawler con doscientas mil películas buscando referencias, similitudes y paralelismos. Taxi driver, El fotógrafo del pánico, Drive o American Psycho son algunas de las que se me ocurren a mí viendo la cinta que nos ocupa. Bueno ¿y qué? Sí, tienen puntos comunes, pero tampoco es como para jugar a buscar las diferencias entre ellas. Ca un ye ca un y ca dos ye una piragua.

¿Deberías ver esta película? Si te ha picado la curiosidad, sí, sin dudar. Es perturbadora, da para una conversación después, tiene una fotografía pistonuda, está fantásticamente montada y tiene un guion estructurado de tal forma que no hay bajones en la acción y la trama siempre avanza hacia delante (guion que sí está nominado a un Oscar). ¿Más razones? El prota es el que hacía de Donnie en Donnie Darko.

Ahora, vamos a hablar de la caña que me debías.

cap113.jpg

Jajajajajajajajajajajaja, soy Jake Gyllenhaal y me parezco a Willyrex, jajajajajajajajajajaja.

2.PNG


Como comentario aparte: esta semana por fin acabo los exámenes, después reestructuraré un poco el contenido del blog. Tengo pensadas un par de cositas que espero que funcionen bastante bien.

Un beso, corazones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s