En perspectiva – David Lynch

Hace unas semanas el cielo se abrió y el Metatrón anunció a bombo y platillo que Hideo Kojima y Guillermo del Toro se encuentran desarrollando una nueva entrega de Silent Hill que de momento tiene tan buena pinta que tal vez hasta me anime a retomar la saga, que la tengo abandonadita desde el notable Silent Hill 3.

David Lynch gris.jpg

Semanas después, hace ya menos, el cielo se volvió a abrir y surgió otra noticia… David Lynch estrenará en 2016 una tercera temporada de Twin Peaks, conocida por unos como “el lugar donde empezó todo” y por otros como “la serie esa de los gafapastas”.

Y es que la noticia ha sido recibida de forma polarizada por los autodenominados seriéfilos. Mientras unos piensan que no hay necesidad de continuar las cosas, que la serie está bien dónde y como está, otros todavía tienen diarrea de la emoción. Luego están aquellos a los que esto ni les va ni les viene. La cosa es, ¿está justificado tanto jaleo? ¿Es necesario retomar una serie con casi 25 años de antigüedad? ¿Se ha hecho efectiva ya una orden de alejamiento para que Lindelof no pueda contactar con Lynch durante el próximo año?

Veamos qué significa realmente y qué importancia tiene esta noticia para el mundo de las cosicas audiovisuales.

Sigue leyendo